Tamayo supera a Frida como el mejor cotizado en el mercado del arte latinoamericano

11 04 2010

La pieza titulada El trovador, de Rufino Tamayo, ha hecho historia en las subastas de arte de América Latina. Según despachos recibidos en ArtCuba.com, esta obra ha roto todos los récords de ventas, incluso mayores a los de los cuadros de Frida Kahlo, quien hasta hace poco era considerada la artista mexicana mejor cotizada en el mercado del arteEl investigador Juan Carlos Pereda, especialista en la obra del artista oaxaqueño, asegura que “hoy por hoy Tamayo es el artista mexicano mejor valorado en sentido económico, pues su obra El trovador se vendió en más de siete millones de dólares, desplazando a Frida que había colocado uno de sus cuadros (Raíces) en más de seis millones de dólares”.

El crítico reitera “Tamayo es el líder en las subastas de arte latinoamericano, es el creador que vende a precios más altos dentro del mercado”. Aunque es enfático al decir que el alto precio pagado por las obras del oaxaqueño no altera el valor estético y emotivo de los cuadros de Tamayo, “estoy convencido que la obra vale por sí misma y no tiene que estar tasada en dólares para tener un valor cultural”.

La colega Leticia Sánchez, en su información puesta a circular en internet asegura que para este curador, ese liderazgo en el mercado del arte, no será permanente, ya que sólo es una consecuencia del mercado.

“Es una parte del fenómeno artístico pero no es algo que le aporte nada consistente al cuadro. La obra no se modifica porque haya costado más o menos. El cuadro siempre será el mismo y tendrá el mismo valor estético, espiritual y cultural, sólo va a llenar un renglón más de la historia del aura y del prestigio que envuelve al cuadro.”

El crítico asevera que una de las funciones primordiales del arte, “según lo expresó Tamayo”, no sólo es la creación sino su exhibición: “Él decía que un cuadro no estaba terminado hasta que un nuevo espectador se parara frente a la obra y lograra emocionarse”.

La función de mercado, precisa, es totalmente secundaria y ajena al arte, ya que el mercado no le da nada a la obra, es un fenómeno que no se puede desdeñar pero que no es vital para la creación.

 Repunte en las subastas

 Rufino Tamayo fue un creador muy prolífico, en su larga vida realizó aproximadamente 2 mil 400 pinturas, óleos, collages y acuarelas, además de aproximadamente 500 dibujos, y casi 300 obras gráficas, revela Pereda, quien por veinte años se ha dedicado a estudiar la obra del artista oaxaqueño, expresa el informe de Leticia Sánchez

“Ahora estamos indagando en los museos estadunidenses para acceder a sus inventarios, los cuales no están publicados. De ahí pueden salir muchas sorpresas, es decir, podrían aparecer algunas obras de Tamayo, como sucede frecuentemente en las casas de subastas.”

Juan Carlos Pereda atribuye el repunte de las piezas de Rufino Tamayo en las pujas internacionales, a que “se trata de un gran artista, como lo es también Frida Kahlo, fue una persona que tuvo la posibilidad de poner en un sólo golpe de vista, un universo de sensaciones, de pensamiento, de vida, por eso es que su obra nos conmueven tanto y tan profundamente”.

Juan Carlos Pereda, curador del Museo Rufino Tamayo, señala que actualmente se trabaja en la ampliación del museo que lleva el nombre del creador, en busca de la vocación específica que le dio el creador oaxaqueño que lo concibió como un Museo de Arte Contemporáneo Internacional.

Para conmemorar el Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, se enaltecerá la mentalidad de Tamayo, quien era un hombre abierto al mundo, era un individuo que tenía una visión para trascender fronteras.

 Los precios

 – En 2008, El trovador se vendió por más de 7.2 millones de dólares, superando el récord para una obra de arte latinoamericano de 5.6 millones de dólares, que alcanzó en 2006 Raíces de Frida Khalo.

 – América (1955) es el mural más grande de Tamayo y el único que pintó en Estados Unidos. La obra de más de cuatro metros de alto por 14 de largo tiene un precio de venta de entre 7 y 9 millones de dólares.

El trovador, de Rufino Tamayo, ha hecho historia en las subastas de arte de América Latina

El trovador, de Rufino Tamayo, ha hecho historia en las subastas de arte de América Latina

– El comedor de sandías se vendió a un precio final de 3.6 millones de dólares, con comisiones incluidas, durante una subasta de arte latinoamericano en la sede neoyorquina de Sotheby’s.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: