OBRAS DE ANA MENDIETA EN PROYECTO EXPOSITIVO DEL MUSAC

30 06 2010

Obras de Ana Mendieta, la destacada artista cubana prácticamente desconocida en la Isla, quien desde muy niña fue llevada a vivir a Estados Unidos, integran, junto a las de otros 47 artistas latinoamericanos, el más reciente proyecto expositivo del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC).

Obra de Ana Mendienta

Obra de Ana Mendienta

La muestra, titulada Modelos para Armar, incluye alrededor de cien piezas de reconocidos artistas, algunos de ellos ya fallecidos, como Ana Mendieta. A través de  este recorrido, presentado en la ciudad española de León, el espectador puede valorar la orientación estética del arte Latinoamericano desde los años 80 hasta nuestros días.

Ana Mendieta (1948-1985), nació en  La Habana  y en 1961 fue exiliada en Estados Unidos junto a su hermana mayor. Allí vivía con una familia adoptiva en Iowa y no volvió a ver a sus padres por muchos años. Dolorosa experiencia que  impactó mucho en la formación de Mendieta, en cuya obra se refleja esta experiencia.

Mendieta era una artista única cuya obra, en su mayor parte, consiste en performances, body art, videos, fotografías, dibujos, instalaciones y esculturas.

Su carrera artística fue corta (1972-1985), pero muy productiva e intensa. Durante el principio de los años 70, asistió a la Universidad de Iowa como estudiante graduada de las artes. Empezó pintando obras expresionistas, pero sus intereses cambiaron con su integración al Intermedia Program and Center for New Performing Arts.

En el mundo artístico de los setenta, utilizar el cuerpo para crear arte (“body art” o “performance art”) llegó a ser una manera popular para expresarse. Durante su carrera, Mendieta contribuyó al desarrollo de esta arte, y también hizo un gran impacto en el arte de la tierra (land art o earthworks) (Smithsonian).

Como artista, Mendieta se atrevió a expresarse en maneras no convencionales. En una de sus series, Body Tracks, que fue documentado por video, Mendieta se metió las manos en una mezcla de sangre de animales y pinta roja y arrastró las manos en una pared. Su fascinación con la sangre marcó una gran parte de sus obras principales. Se percibió a la sangre como algo mágico y poderoso. Algunas de sus obras que incorporan la sangre se refieren a violaciones cometidas contra mujeres. Otras reflejan el poder de la sangre como símbolo en el Catolicismo y en civilizaciones pre-hispanas de México que había estudiado (Smithsonian).

Durante los últimos años, la obra de Mendieta ha recibido más reconocimiento que nunca. Al caminar dentro de una de sus exhibiciones, la vida y creencias de Mendieta se convierten en realidad. La obra de Mendieta conecta la naturaleza con la humanidad, expresa elementos de feminismo y espiritualismo, y refleja su propia experiencia como exiliada tanto como mujer.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: