NARRACIONES CANINAS DE ALEXANDER MORALES

10 07 2010

Una docena de obras integran la muestra personal del artista de la  plástica Alexander Morales, que bajo el titulo de Naturaleza doméstica, se encuentra expuesta en la galería del Centro Provincial de las Artes Plásticas, de Cienfuegos, en el centro-sur de la Isla.

Alexander Morales, obra Bull Terrier

Alexander Morales, obra Bull Terrier

En esta exposición Morales utiliza al ícono canino como matriz simbólica, y sometido a inquietante disección semiótica y filosófica, de la cual saldrá despojado de toda estereotipia, expandidos, más bien destrozados, todos los límites establecidos por la convención para él.

Según palabras del crítico Antonio E. González Rojas, “el perro, uno de los blancos más seguros de la vanidad y el pragmatismo humano, ha sido forzado por su docilidad (confundida con la inteligencia que sólo puede desembocar en un sentido de independencia, más afín a los felinos) a modificar su morfología, para ser adaptado a necesidades coyunturales, muchas ya desaparecidas. Quedan numerosas razas como simples objetos de orgullo de la ciencia ingeniera, o sea, de la habilidad para forzar y muchas veces pervertir el desarrollo natural de un reino, especie o género parahumano; reduciendo el mundo y toda su gloria a un grano de maíz, fácilmente aprehensible en la palma de la mano”.

Según González Rojas, la paleta temperamental del artista, explosiva en toda la violencia de la agresión cuestionadora y desacralizante en que muchas veces deviene el conjunto de su obra, su poética y estética todas, es preciso empaque para esta nueva incursión en terra (conceptual) incógnita, sin abandonar la alta impronta y calidades gráficas, el impacto visual potente, desconcertante, testimoniante de complejos y telúricos abismos psíquicos, cuyo vislumbre podría helar más de una epidermis, según la mejor tradición lovecraftiana.

Añade el especialista cienfueguero que “Alexander se apropia de algunas razas de alto pedigree: Staffordshire inglés, Bobtail, Boxer, Bull Terrier, Bulldog, Caniche gigante, Crestado chino, Galgo afgano, Schnauzer, Chihuahua…, escogidas al azar, lejos los cuadros resultantes de cualquier apología retratista de vanidades íntimas, o superficial promoción de transgénicos abolengos caninos: traspolación-extensión exitosa de su pretensiosa adaptación de la metarealidad natural a su realidad. Desde todos estos cuadros de intencionado y desproporcionado hieratismo, la naturaleza ladra dolorosos testimonios del adictivo Juego del Poder. Prueba de la falta de olfato y miopía voluntaria que aquejan a gran parte de la especie humana, incapaz de ver más allá de sus narices o reconocerse como amo merecedor de toda pleitesía de lo no-humano, sería apreciar estas piezas como artesanales homenajes al ser humano reflejado de obrar transformador”.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: