EXHIBEN EN LONDRES CUATRO TAPICES PINTADOS POR RAFAEL PARA LA CAPILLA SIXTINA

11 09 2010

Cuatro de los diez tapices que Rafael Sanzio (1483-1520)  diseñó para la Capilla Sixtina se exponen hasta el 17 de octubre en el Museo Victoria and Albert, de Londres, muestra con la que el Vaticano ha decidido realzar la visita de Benedicto XVI a Inglaterra y Escocia.

Tapiz Vaticano realizado por Rafael en el Vaticano

Tapiz Vaticano realizado por Rafael en el Vaticano

Este traslado,  que carece de precedentes, y que permite contemplar piezas tan excepcionales junto con los cartones que les sirvieron de modelo en el siglo XVI, constituye la noticia de mayor impacto dentro del mundo del arte en el Reino Unido, donde se exhibirán  los tapices originales, inspirados en las actas de San Pedro y San Pablo. Se asegura que ni el propio pintor de Urbino llegó a ver reunidos los tapices y los cartones, ya que estos últimos permanecieron en Bruselas.

Rafael recibió del Papa León X (que gobernó en el Vaticano entre 1513 y 1521) el encargo de crear esos tapices, que se tejieron en el famoso taller de Pieter Van Helst, el mayor centro europeo dedicado a la producción de tapices, hace ya casi 500 años.

León X, hijo de Lorenzo el Magnífico y gran mecenas de las artes, encargó esos gigantescos y bellísimos tapices para hacer aún más suntuosa la Capilla Sixtina, enriquecida ya artísticamente por sus predecesores Sixto IV y Julio II. Quiso que estuvieran dedicados a San Pedro y San Pablo: es decir, al primer papa y al más importante predicador y difusor del cristianismo en los primeros tiempos, respectivamente, para reforzar de esa manera la autoridad del Papado.

Los cuatro tapices se titulan La pesca milagrosa, El encargo de Cristo a Pedro (de edificar la Iglesia sobre esa piedra), La curación del paralítico y El sacrificio en Listra. Gracias a su claridad y fuerza narrativas y a su gran belleza, esos cartones de Rafael se convirtieron en uno de los ejemplos más importantes del género y fueron copiados en distintos medios.

Varios monarcas europeos, entre ellos el inglés Enrique VIII, encargarían copias de los tapices a partir de los cartones, que se conservaron en Bruselas hasta que los adquirió en 1623 el futuro Carlos I de Inglaterra cuando era aún príncipe de Gales.

Ese monarca compró los cartones y los trajo a Inglaterra para que en el taller de tapices de Mortlake, cerca de Londres, se tejiera un juego, e incluso llegó a invitar al artista alemán Francis Clein, pintor en la corte de Dinamarca, para que los copiara, tal vez en un intento de impedir que los cartones llegaran a estropearse.

Los diez cartones originales de Rafael, propiedad de la reina Isabel II, que los ha prestado a título permanente al museo, están perfectamente conservados, pero son demasiado frágiles para poder viajar, por lo que nunca han salido de Londres.

La exposición incluye varios dibujos preparatorios del propio Rafael y alguno de sus discípulos, una serie de grabados de Agostino Veneziano, Ugo de Carpi y Marcantonio Raimondi que reproducen los cartones, y un busto del papa que los encargó.

La Capilla Sixtina es la capilla más famosa del Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano, la residencia oficial del Papa. Se encuentra a la derecha de la Basílica de San Pedro y originalmente servía como capilla de la fortaleza vaticana.

Es famosa por su arquitectura, evocadora del Templo de Salomón del Antiguo Testamento, y su decoración al fresco, obra de los más grandes artistas del Renacimiento, incluyendo a Miguel Ángel, Rafael y Botticelli. Por orden del papa Julio II, Miguel Ángel decoró la bóveda (1.100 m²) entre 1508 y 1512. A Miguel Ángel no le agradó este encargo, y pensó que su trabajo era sólo para satisfacer la necesidad de grandeza del Papa. Sin embargo, hoy la bóveda, y especialmente El Juicio Final, son considerados como los mayores logros de Miguel Ángel en la pintura.

La Capilla Sixtina fue construida entre 1477 y 1480, por orden del papa Sixto IV, de quien toma su nombre, para restaurar la antigua Capilla Magna. Recién terminadas las obras, un grupo de pintores que incluía a Botticelli, Pietro Perugino, Luca Signorelli y Domenico Ghirlandaio pintaron una serie de paneles al fresco sobre la vida de Moisés (a la izquierda del altar, mirando hacia El Juicio Final) y la de Jesucristo (a la derecha del altar), acompañadas por retratos de los Papas en la zona superior y por cortinas pinadas con trampantojo. Las pinturas fueron concluidas en 1482, y el 15 de agosto de 1483, Sixto IV consagró la primera misa celebrada en la capilla a la Asunción de María.

Desde la época de Sixto IV, la capilla ha servido como lugar de diversas actividades papales. Hoy es la sede del cónclave, la reunión en la que los cardenales eligen a un nuevo Papa.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: