ARTISTA ESPAÑOL SANTIAGO SIERRA RENUNCIA AL PREMIO NACIONAL DE ARTES PLÁSTICAS

10 11 2010

El artista madrileño Santiago Sierra renunció a su nominación al Premio Nacional de Artes Plásticas, y a su correspondiente  remuneración económica (30.000 euros), decisión que, según explicó constituye una manera de seguir manteniendo su libertad creativa

Santiago Sierra renuncio al Premio Nacional de Artes Plasticas 2010

Santiago Sierra renuncio al Premio Nacional de Artes Plasticas 2010

En una carta escrita por Sierra a Ángeles González-Sinde notificando su decisión y que se puede leer en su página de internet, explica su oposición a que su obra y nombre se la atribuya un estado con el que no sintoniza. Eso sí, agradece a los integrantes del jurado que hayan reparado en él como merecedor del premio.
Se trata de la primera vez que alguien rehúsa a aceptar el prestigioso premio, lo que ha creado el lógico asombro en el ministerio del ramo y en los representantes de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales.
Conociendo la trayectoria de Santiago Sierra no es de extrañar el paso que se ha decidido a dar. Su creación siempre se ha caracterizado por una gran dosis de irreverencia y de poner en entredicho las estructuras de poder del mundo capitalista, tal y como recoge la explicación dada para concederle el Nacional de Artes Plásticas.
Sus obras han abarcado todo tipo de representaciones y han subvertido la relación entre creador y espectador. Ha sido capaz a lo largo de sus años de convertir una sinagoga en una cámara de gas, trabajar con heces humanas, utilizar la sexualidad más explícita para reflexionar sobre la inmigración o una de la más reciente, recorrer el mundo con unas grandes letras con la palabra “No”. Por todo ello su oposición a la posibilidad de que su nombre sea usado como abanderado del arte oficial se puede encuadrar como otra obra de arte.

Carta remitida por Santiago Sierra:

Madrid, Brumaire 2010

Estimada señora González-Sinde,

Agradezco mucho a los profesionales del arte que me recordasen y evaluasen en el modo en que lo han hecho. No obstante, y según mi opinión, los premios se conceden a quien ha realizado un servicio, como por ejemplo a un empleado del mes.
Es mi deseo manifestar en este momento que el arte me ha otorgado una libertad a la que no estoy dispuesto a renunciar. Consecuentemente, mi sentido común me obliga a rechazar este premio. Este premio instrumentaliza en beneficio del estado el prestigio del premiado. Un estado que pide a gritos legitimación ante un desacato sobre el mandato de trabajar por el bien común sin importar qué partido ocupe el puesto. Un estado que participa en guerras dementes alineado con un imperio criminal. Un estado que dona alegremente el dinero común a la banca. Un estado empeñado en el desmontaje del estado de bienestar en beneficio de una minoría internacional y local.

El estado no somos todos. El estado son ustedes y sus amigos. Por lo tanto, no me cuenten entre ellos, pues yo soy un artista serio. No señores, No, Global Tour.

¡Salud y libertad!

Santiago Sierra

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: